Belleza

Bajo El Sol Del Verano, Aprende Como Protegerte Y Sé Feliz

Sol, playa, calor… ¡Todo esto es sinónimo de verano! Y quién no quiere disfrutar de esta temporada, ¿verdad? Pero para estar siempre bien en este periodo es necesario tener algunos cuidados importantes.

Invierte en un protector solar acorde con tu tipo de piel y con un factor de protección solar más alto, así mantendrás tu piel protegida y con el color del verano. Y recuerda reaplicar cada dos horas, ¿de acuerdo? Hecho esto, ¡disfruta del verano al máximo!

Para su rutina de belleza, lo ideal es aplicar la crema hidratante, la crema antiedad u otros productos de tratamiento y sólo después el protector solar. Pero atención, utiliza el protector solar antes de maquillarte, aunque también ofrezca este tipo de protección. Si no vas al agua o no sudas demasiado, puedes retocar la protección solar sólo con el maquillaje, utilizando los polvos, por ejemplo. De lo contrario, es necesario lavar toda la cara y reiniciar el proceso de aplicación de los productos.

Beber mucho líquido es también uno de los secretos para mantener la piel sana. Así que, mucha agua para hidratarnos este verano, ¿vale?

Una Piel Protegida Y Bella

Una Piel Protegida Y Bella
Una Piel Protegida Y Bella

Normalmente nos olvidamos de proteger las orejas, los párpados, las manos, la nuca y el cuero cabelludo, en el caso de los calvos. ¿Quién no lo ha hecho? Pero no puedes, ¿vale? Elija el protector ideal para sus necesidades y garantice una protección completa para la cara y el cuerpo.

  • En crema: Adecuado para pieles secas. Ayuda a hidratar.
  • Gel: Adecuado para pieles grasas o mixtas. No dejan ese aspecto pegajoso. Este tipo no ofrece mucha protección contra los rayos del sol, por lo que las personas con piel muy clara deberían evitarlo.
  • En spray: Una opción más práctica. Ahorra tiempo en la aplicación. Vuelva a aplicar cada vez que vaya al mar o se duche.
  • Con color: Efecto base, disimula manchas y signos de decoloración.
  • Oil free: No contiene aceite y, por lo tanto, reduce la apariencia de grasa.
  • Infravioleta: Sabemos que los rayos infrarrojos nos llegan al sentir esa sensación de calor cuando el sol toca nuestra piel, pero no sólo los emite el sol. Las secadoras, los ordenadores portátiles, las calefacciones y las aceras calientes también son emisores de los rayos. Así, apostar por el protector adecuado, nos deja más protegidos en el día a día.

¿Va A Someterse A Un Procedimiento Estético?

¿Va A Someterse A Un Procedimiento Estético?
¿Va A Someterse A Un Procedimiento Estético?

A continuación, preste atención a algunas recomendaciones:

  • En los tratamientos con láser la restricción al sol es, como mínimo, de 30 días.
  • Los peelings no se recomiendan en verano, porque la piel es muy sensible a la luz solar y puede mancharse más fácilmente.
  • Para los que quieran hacerse la fotodepilación, la recomendación es evitar el sol 10 días antes y 10 días después del tratamiento.

¿Y Cuando El Tema Es Tu Pelo?

¿Y Cuando El Tema Es Tu Pelo?
¿Y Cuando El Tema Es Tu Pelo?

Se nos ponen los pelos de punta. Así que ¡cuidado! Cuidado y protección extra. Invierte en hidratación y nutrición y, por supuesto, en protección solar para el cabello.

¡Un consejo! ¿Qué tal si te hidratas el pelo en la playa? Dejar actuar la crema sobre el cabello, unos minutos, mientras se toma el sol, ¡sólo aportará beneficios! El calor potencia los efectos de la hidratación.

Otro buen consejo es aclarar el pelo con agua dulce después de nadar en el mar o en la piscina. Los sombreros y las gorras también son bienvenidos.

Y cuando llega el verano, también la necesidad de cuidados especiales… Los labios, el pelo, la piel… ¿Verdad? Pero, ¿sabes lo que no puede faltar en tu kit de verano?

Protector Solar

Se debe utilizar en cualquier estación, pero en verano se puede abusar de él. Un consejo es utilizar un protector solar con al menos FPS 30, también puedes optar por la versión con color. ¡Ah! Es importante reaplicar cada 4 horas.

Protector Labial

Hay que proteger la piel de los labios para reducir la sequedad y el aspecto envejecido. Lo ideal es utilizarlo todos los días, pero en verano hay que redoblar la atención.

Mascarilla Hidratante Para El Cabello

¿Y el pelo? Un gran consejo es hidratar el cabello en verano, ya que están expuestos al sol, la sal y el cloro, villanos de la temporada. Además de la mascarilla de hidratación para el cabello, un truco muy chulo que ayuda a hidratar tu pelo es rociar agua termal sobre ellos a lo largo del día. ¡Hidrata los cables!

Agua Termal

Un elemento fundamental para la piel, especialmente en verano. Para quienes tienen melasma o manchas en la cara es indispensable. Con propiedades calmantes y antiinflamatorias puede aplicarse en frío. Pulveriza y deja secar.

Aceite De Coco

¡Un producto de broma! Ideal para hidratar el cabello, el cuerpo y la cara después de la exposición al sol. Aun así, ayuda a prolongar el bronceado. ¡Claro que sí!

Cuidado Después Del Sol

Cuidado Después Del Sol
Cuidado Después Del Sol
  • La hidratación nunca está de más, una buena opción son las lociones para después del sol;
  • Evite los estropajos en el baño;
  • No utilice agua muy caliente;
  • Evite la exfoliación justo después de la exposición al sol.

¡Alerta!

¡Alerta!
¡Alerta!

El exceso de sol castiga y puede provocar acné, sequedad y manchas en la piel.

En la playa, tenga cuidado para evitar problemas en la piel; las micosis se producen por el contacto con la arena contaminada.

La Vitamina D Es Necesaria

La Vitamina D Es Necesaria
La Vitamina D Es Necesaria

Indispensable para la salud del cuerpo y de los huesos, la producción de vitamina D es estimulada, en un 90%, por los rayos UVA y UVB con la exposición al sol. Pero a este respecto, los expertos no se ponen de acuerdo sobre la conveniencia o no de utilizar la protección solar en determinados momentos del día, ya sea para evitar el cáncer o para prevenir la osteoporosis. En lo que todos están de acuerdo es en que, en caso de deficiencia de vitamina D, la mejor salida es la suplementación.


Las advertencias de una piel que envejece demasiado pronto. Manchas de sol de los 20. A los 30 años. Arrugas en las mejillas. Pieles ultrasensibles. Área de los ojos.