Belleza

Cuidados Antes Y Después De La Depilación

Actualmente existen varias técnicas que se pueden utilizar cuando queremos una piel sin vello. Los láseres, las máquinas e incluso los productos adecuados para la depilación son algunos de los métodos utilizados. La depilación es uno de los procedimientos más tradicionales y antiguos, al que se adhieren hombres y mujeres en la actualidad.

Sin embargo, este tipo de depilación puede ser bastante agresivo, dejando la piel vulnerable y sensible. Por lo tanto, es necesario tener algunos cuidados antes y después del procedimiento. Mira esto:

Antes De La Depilación

Antes De La Depilación
Antes De La Depilación

Evita el sol

Evita el sol: la exposición a los rayos ultravioleta puede dejar la piel seca y frágil, lo que contribuye al aumento de manchas y rojeces después de la depilación. Por lo tanto, evite salir al sol y utilice protección solar.

No utilices cremas, aceites y humectantes

No utilices cremas, aceites y humectantes: estos productos pueden alterar las texturas de la cera y de la piel, provocando alergias e irritaciones.

Baño caliente

Baño caliente: el agua caliente ayuda a abrir los poros, lo que facilita la eliminación del vello. De esta manera, la sensación de dolor y la proliferación de bacterias y otros microorganismos disminuyen mucho.

Después De La Depilación

Después De La Depilación
Después De La Depilación

Ten cuidado con la ropa

Ten cuidado con la ropa: prefiere prendas ligeras que hagan el mínimo roce con tu piel. La ropa ajustada puede aumentar la producción de sudor en las zonas afeitadas, provocando alergias, irritación y manchas rojas. Deja que tu piel respire.

Hidratar y exfoliar

Hidratar y exfoliar: 24 horas después del afeitado, puedes utilizar cremas hidratantes y exfoliantes. Estos productos eliminan las impurezas de la piel y las capas de células muertas.

No rascarse

No rascarse: la irritación de la piel después del proceso de depilación es algo bastante natural, sin embargo, se debe evitar el contacto directo de las manos con la zona afeitada. El acto de rascarse puede dañar aún más la piel, dejándola enrojecida y provocando pelos encarnados.

Sigue evitando el sol

Sigue evitando el sol: la eliminación del vello deja la piel bastante sensible, por lo que sigue siendo importante protegerse del sol. Recuerde que debe utilizar protección solar en todo momento.

También hay que tomar otras precauciones, como evitar depilar zonas lesionadas o heridas y comprobar el origen de la cera y los objetos utilizados en el procedimiento. Si su piel presenta síntomas más graves, no dude en acudir a un dermatólogo.