Injerto Sin Rapar

Injerto Sin Rapar
Injerto Sin Rapar

Injerto sin rapar: Aunque algunos de los procedimientos quirúrgicos capilares exijan que el paciente raparse la cabeza para poder proceder con la cirugía capilar, puede en algunos casos no ser una alternativa.

Gracias a las nuevas técnicas avanzadas en el trasplante capilar, la efectividad y rapidez con que se lleva el mismo, permite además que muchas cosas puedan ahora omitirse para llevar a cabo el proceso en el paciente.

Ante la posibilidad de tener que raparse la cabeza para proceder a un injerto capilar, muchos dejan de pensar en ello como una posibilidad. Pues el temor y la pena a tener que enfrentarse a la sociedad con un problema que afecta su imagen, les llena de dudas y de inseguridades. Lo cual les lleva a en muchas ocasiones no proceder con el tratamiento para evitar este paso necesario para la cirugía.

Injerto Sin Rapar
Injerto Sin Rapar

Pero actualmente no es necesario raparse la cabeza para proceder a un injerto. Gracias a las nuevas técnicas de injerto capilar los pacientes no deben someterse a este penoso procedimiento.

De tal manera que, la intervención por parte del paciente caballero pasa desapercibida. Por tanto, se puede intervenir al paciente para aplicar el injerto capilar, y los demás espectadores ni cuenta se darán.

La técnica FUSS

El paciente que se somete a un injerto capilar aplicado sobre si y emplea a su vez la técnica FUSS no es necesario rasurarse el pelo. Dicha técnica consiste en extraer una cantidad mínima de pelo del cuero cabelludo, para obtener las unidades foliculares requeridas, para posteriormente proceder a ser injertadas en las zonas que se desea ser tratadas y que tienen vacíos, producto de la pérdida de cabello.

De esta manera, no es necesario rapar la cabeza del paciente para el injerto. Pues de la tira que se extrae de las partes del cuero cabelludo con abundancia, se extrae lo que se necesita para proceder a injertarlo en las zonas afectadas del paciente.

Injerto Sin Rapar
Injerto Sin Rapar

Esta es una gran noticia para los caballeros que se encuentran atravesando dicha situación, pues aunque ellos suelen llevar siempre el pelo cortó como parte de su estilo y forma de ser que los caracteriza, no siempre están dispuestos a raparse por completo la cabeza.

Por supuesto, que si existe un porcentaje que lo hace porque definitivamente no quieren lidiar más con los problemas de la calvicie y porque a su vez; puede ser una solución definitiva para ellos, aunque a veces no es precisamente la opción más adecuada por cómo se verá finalmente su imagen.

Por lo contrario, en la Técnica FUE no se puede proceder de la misma manera. En este caso, si es necesario que el paciente proceda a raparse la cabeza por el tipo de procedimiento en el que consiste extraer las unidades foliculares para ser trasplantadas. Ya el paciendo al saber la situación a la cual se debe someter y su diagnóstico, decidirá que técnica le conviene basado en su presupuesto además. Y hasta donde es capaz de llegar por un injerto capilar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí